Cuestiona los principios de análisis de oposición binaria en las ciencias sociales, plantea los riesgos de “dar lo dado como normal”, reflexiona sobre la imposibilidad de la libertad y ética individual para considerar que su existencia sólo es posible como valor compartido de una especie recíproca y solidaria.
La hipótesis principal se funda en la comparación de las funciones potenciales del cerebro y el análisis objetivo de los comportamientos autodestructivos de la historia del hombre con riesgos de suicidio de la especie, por ruptura del entorno vital.
Los comportamientos que se manifiestan en la muerte del hombre por el hombre, la permanencia de sistemas económicos que aceptan la existencia del hambre y la carrera por la acumulación de poder social y económico de unos grupos sobre otros, le permiten asegurar que nuestra especie permanece en funciones cerebrales que generan comportamientos agresivos, territorialistas y jerarquizantes originados en el “Complejo R” (reptil), investigado por el neurobiólogo Mac Lean, al que la evolución agrega la función inteligente del Neo Cortex que nos conduce a un sistema de  entropía.
El capitalismo, el marxismo, las propuestas psicoanalíticas, la interpretación evolutiva darwinista, son puestos en cuestión por estar fundando sus propuestas en aceptar “lo dado como normal” cuando la base de lo dado es patológica.

   



 
       
 
   
Desarrollado por Macarena Amézqueta